Vende, alquila o comparte tus inmuebles en PUBLICASA.es, un portal inmobiliario de uso gratuito tanto para particulares como empresas.


El Maíz está a favor de:

  • Aumentar Impuestos progresivos sobre la renta de las personas físicas.
  • Eliminar el Impuesto de Sociedades
  • No bajar impuestos indirectos (al consumo)
  • No subir impuestos indirectos (al consumo)
  • Suprimir las cuotas de la Seguridad Social.
  • Sanidad Universal y Gratuita.
  • Pensión Base de Jubilación Universal.

¿Quienes deben aportar dinero para cuidar a los mayores, enfermos y necesitados de nuestra sociedad?

0%

0%

0%

o con otra perspectiva...

0%

0%

0%


Número total de votos: 0


¿Podemos vivir sin cotizaciones a la Seguridad Social?

PROS:

  • Abaratamiento del puesto de trabajo y lo que conlleva:
    • Menor número de desempleados
    • Menor tiempo en el desempleo
    • Aumento de Salarios
    • Aumento del beneficio empresarial
    • Facilidad de creación de empresas

CONTRAS:

  • Hay que aumentar otros impuestos

¿Deben pagar impuestos las Sociedades o los Accionistas que están detrás?

0%

0%

0%


Número total de votos: 0


¿Es bueno que las Sociedades no paguen impuestos?

PROS:

  • Mayores ingresos para el Estado al derivarse el impuesto al IRPF
  • Facilidad de creación de empresas y puestos de trabajo
  • Menor carga Fiscal para empresas emergentes o de reducida dimensión

CONTRAS:

  • No se pueden usar como evasión fiscal

¿Quienes deben pagar más impuestos al Estado?

0%

0%

0%


Número total de votos: 0

Los ingresos del Estado Español proceden principalmente de las siguientes vías:

  1. del impuesto sobre la Renta: Este es un impuesto que se llama progresivo y basado en cómo de bien les ha ido el año a las personas que visten y calzan, es decir, que aportan mayor cantidad de dinero quienes más han ganado.
  2. del impuesto de Sociedades: Es para las empresas (que ni visten ni calzan) y aportan en función de un porcentaje fijo sobre sus beneficios. Las empresas que ganan un pastón aportan el mismo porcentaje sobre sus beneficios que las que están a punto de arruinarse.
  3. de los impuestos indirectos al consumo (IVA, IGIC, gasolinas, tabaco): Este lo pagamos casi sin darnos cuenta cada vez que consumimos, o sea, cada vez que comemos, o bebemos, o vamos al cine, o nos compramos un coche o un bañador. La única forma de no pagarlo es no consumir. Según lo que compremos y la cantidad que compremos aportaremos más o menos al Estado.
  4. de las cotizaciones a la Seguridad Social: Este impuesto enmascarado lo pagan solamente los suertudos que están trabajando. Son aproximadamente unos 400€ por cada mil euros de sueldo, de los que una parte le corresponde ingresar a la empresa y otra le corresponde al trabajador, pero al que siempre le toca pagar es al pobre puesto de trabajo.

Como el Estado necesita unos determinados ingresos para satisfacer sus necesidades y a veces también las del Pueblo parece lógico pensar que si rebajamos o eliminamos algún impuesto, los restantes deben de subir ¿no es así?. Bien, pues ahora viene lo peliagudo. Vamos a ver que hacemos con estos impuestos:

(Avisamos al lector intrigado que de continuar leyendo este artículo puede provocarle importantes secuelas en su salud mental y física en función de lo arraigado que tenga en el fondo de su ser sus respectivas ideas derechonas o izquierdosas, y en función de lo estrecho o dado de sí que tenga el bolsillo. El que avisa no es traidor.)

Sobre las cotizaciones a la Seguridad Social:

Para empezar agradando a ambos bandos vamos a eliminar por completo las cotizaciones a la Seguridad Social, (¡Hala!, ¡Alegría!). Algunos pensarán; ¡Ay que me quedo sin Pensión!, o bien, ¡Ayy, que nos quedamos sin Sanidad!, otros exclamarán ¡Ayyy, que me quedo sin paro!. No se me asusten, ya hemos dicho que no vamos a reducir los ingresos del Estado, y recuerden que es el Estado el que les paga la Pensión, les da la Sanidad (a ustedes y a los Ingleses) y les paga el desempleo. En cuanto a la Sanidad ya va siendo hora de que nos enteremos de que desde hace bastantes años no se paga con las cotizaciones de la Seguridad Social.

Llegado a este punto les voy a hacer una pregunta: ¿Quienes piensan ustedes que deben cuidar de sus mayores, de sus enfermos y de los necesitados en una sociedad?. Las personas que tienen un trabajo, o bien, las personas que gracias al trabajo, o a sus inversiones y negocios, o a su suerte y buen hacer ha ganado recientemente más o menos dinero?. Por favor, piensen y voten a la derecha (me refiero al recuadro que está a la derecha de éstas líneas, no me sean malos).

También pueden votar en continuación a la pregunta anterior si el dinero para el mantenimiento de los mayores, enfermos o dependientes de una sociedad lo debe pagar el empresario que gana dinero o el empresario que crea puestos de trabajo.

La situación actual, que no sé si coincidirá con la voluntad del pueblo, llamada Democracia, que debería ser la reflejada en las encuestas, es de que quienes están aportando dinero al erario público gracias al "impuesto" de la Seguridad Social, son los trabajadores y las empresas que crean puestos de trabajo, independientemente de que ganen mucho o poco dinero. Además, éste "impuesto" encarece el puesto de trabajo una barbaridad, y en un maizál en crisis donde en éstos momentos más de cinco millones de mazorcas se doran al sol, es un gran obstáculo a la hora de reducir el desempleo y facilitar la creación de empresas, aunque sobre eso ya escribiremos en el tema de la Reforma Laboral.

EL MAÍZ piensa que las personas que han ganado dinerete (tengan empresa o no) son las que deben aportar y de forma progresiva (más quien más tiene) a las arcas del Estado.

Sobre los impuestos indirectos:

Para tomarnos un respiro ideológico vamos a dejar el IVA, IGIC, impuestos a las Gasolinas, tabaco y bebidas tal como están, más que todo para que el lector indispuesto por lo que ha leído hasta aquí (y lo que le queda por leer) y sienta una ineludible necesidad de tomarse un whisky o fumarse un cigarrillo habitualmente post-coital, ambos perjudiciales para la salud (¡no el coito!, ¡por supuesto!), no se lance a un uso vicioso y desenfrenado en espera de que se lo vuelvan a subir (El tabaco...mira, mejor no voy a seguir precisando cosas, que ya son ustedes mayorcitos para entender lo que quieran.).

Sobre el impuesto de Sociedades:

Bueno, pues aquí viene otra bomba, eliminar por completo el Impuesto de Sociedades. Vale, ya está dicho, pero que no se me asusten los trabajadores resentidos con su jefe pensando que éste se va a poner las botas (o Botín-es, por ejemplo), ni se me alegre el amargado jefe creyendo que no va a pagar impuestos por el rendimiento de su empresa.

Se trata, ni más ni menos, de que las Sociedades no paguen impuestos sobre su beneficio, sino que los obligados a pagar sean los accionistas y partícipes que están detras de esa empresa, cada cual en función del porcentaje de propiedad que tenga en dicha empresa. Realmente, no hemos eliminado un impuesto, sino que lo hemos derivado hacia un impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que están tras la Sociedad.

Al tributar las sociedades por medio de un porcentaje fijo, muchos "asesorados fiscales" se esconden detrás de sociedades para evadir impuestos, algunas de las cuales tributan al 1% (llámense SICAV), las que tiene poco beneficio al 25%, y las que se están forrando al 30%. De este modo, imaginense un mileurista que con suerte tenga una solitaria y esperanzadora acción en alguna entidad X (para los que se sientan identificados, pueden sustituir la X por la sociedad de la que sean accionistas, llámese MoviXtar, Banco XX, Productora XXX, Famaztella, etc..) . El mileurista ha tributado por acción, lo mismo que el que posee el 90% de la sociedad, ya que ambos han pagado en el impuesto de sociedades el mismo porcentaje de impuestos sobre el beneficio de la sociedad.

Ha llegado el momento de formularles otra pregunta: ¿Quienes piensan ustedes que deberían de pagar impuestos?, ¿Las Sociedades en sí mismas, independientemente del dinerete obtenido por los socios que están detrás de ellas, o las personas que tienen acciones en esa Sociedad en función de su participación?

Sobre el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas:

Hasta ahora no hemos hecho más que andar quitando impuestos de aquí y de allá, con lo que espero que estén muy contentos, pero ya se habrán dado cuenta de que para que los ingresos del Estado continúen siendo los mismos, no queda más remedio que tener que subir algún impuesto. Y el único impuesto que no hemos tocado aún es el de la Renta.

Al eliminar el impuesto de Sociedades, aumentan los ingresos anuales de los suertudos que tienen participaciones en empresas y que tendrán que tributarlos en el impuesto sobre la Renta en función de unos tramos donde los que tienen muchos ingresos pagarán más que los que tienen pocos. Y si se tiene la suerte de tener pero que muchos, muchos ingresos debidos a muchas, pero que muchas muchísimas acciones en Sociedades, tributarán a un tipo (no a un señor, si no a un porcentaje sobre beneficios) superior al que hubiesen tributado en el Impuesto de Sociedades. Por lo que el atribuir el beneficio de las Sociedades a sus partícipes, aumenta los ingresos del Estado. (aunque cabreará a los partícipes más participosos).

Al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas le solemos tener un reverencial respeto (por algo a su programa de ayuda le llaman "PADRE"), pero no es debido a que paguemos mucho con él, si no a que cuando pagamos lo hacemos conscientemente, y en cierto modo cuasi-voluntariamente en comparación con los otros impuestos de los que he hablado. A nadie se le ocurre pensar ¡Jó!, la de impuestos que ha tenido que pagar el vecino que se ha comprado el Ferrari, y la de impuestos que tiene que estar pagando con la gasolina que traga. Del mismo modo que tampoco pensamos que por los 20.000 euracos que he ganado este año, se han tenido que pagar 8.000 euros al Estado por el hecho de trabajar, y unos 4.000 euros por el hecho de consumir y gastarnos parte de ese dinero. Pero ver que con el mismo sueldo se nos llevan en la renta 2.000 euros (eso sí, camuflados con las retenciones, que así duele menos) nos parece exorbitado y abusivo.

Lo malo de lo conscientes que somos al pagar este impuesto, es que nos provoca una enorme actividad mental para tratar de pagar lo menos posible, dentro o fuera de la legalidad (y moralidad), dando lugar a tópicos como "si no le hago factura se ahorra el iva", "si creamos unas sociedades no pagas casi ná","mejor en billetes de 500" o "pa qué lo vas a declarar, hombre". Es decir, que si aumentamos este impuesto que lo pagamos "sabiendo", aumentará el fraude fiscal a no ser que podamos evitarlo de alguna manera. (y podemos, we can)

Lo bueno es que al ser un impuesto progresivo, y tener varios tramos y tipos (porcentajes, ya lo he dicho antes, no hombres con malas pintas) quienes más aportarían a las arcas del Estado serían aquellas personas que durante el año hubieran tenido mayores ingresos y beneficios. El número de tramos y tipos aplicables sería cuestión de si el Pueblo desea que las diferencias entre lo que tienen que pagar los que han ganado mucho y los que han ganado menos, sean grandes o pequeñas.

Sería bueno hacer una encuesta al respecto. Les pregunto: ¿Consideran que debe pagar más impuestos la persona que más gana a lo largo del año, o piensa que todos tenemos que aportar la misma cantidad de dinero, hayamos ganado o no?

Parece acertado pensar en un sistema donde los impuestos sean progresivos como marca la Constitución que tenemos, pero resulta que el único impuesto progresivo, que es el de la Renta de las personas físicas, además de ser muy poco progresivo (no hay mucha diferencia entre lo que pagan quienes ganan mucho de los que ganan poco), es de los que menos ingresos aporta al Estado.

Siguiente capítulo:

Cap. II - La Reforma Monetaria.